Saltar al contenido
Comidas Típicas

Receta guacamole sin tomate

Preparación 30 minutos
Cocción 15 minutos
Cantidad 4 Personas

Una guarnición elemental para acompañar las comidas es el guacamole sin tomate, una crema exquisita para untar, aderezar o ofrecerle un toque particular a los platos de todos los días. La receta original de guacamole transporta aguacate, lima, cebolla, chile jalapeño, cilantro y tomate. En esta oportunidad, se elimina el tomate y se le agrega más cilantro. Lo destacado es que unicamente se tarda 10 minutos hacerlo.

¿Por qué se elimina el tomate? Porque tiene dentro solanina una sustancia que la planta usa en forma de defensa y que en algunas personas causa alergia, mal articular, inconvenientes en la piel y debilidad. Para que todo el planeta logre consumir guacamole sin inconvenientes, en la siguiente receta no se le añade.

En situación no se conoce cuál es el principio del guacamole. Sí se conoce que los aztecas ya lo consumían, ya que el aguacate formaba parte de su nutrición día tras día. Integrar esta fruta a la dieta es enormemente aconsejable. El aguacate asegura el corazón, es bueno para tener el cabello sedoso y brillante y la piel tersa. Además tiene dentro ácido fólico, por eso es positivo que tanto jovenes como embarazadas lo coman con regularidad.

Aunque poseía popularidad de ser una fruta hipercalórica, la realidad es que las grasas del aguacate son monoinsaturadas, buenas para impedir patologías coronarias y equilibrar los escenarios de colesterol y triglicéridos en la sangre. La forma más habitual de comer guacamole sin tomate es tomarlo con nachos.También se puede gozar con tostadas, pastas, sobre una carne a la plancha o como aderezo de un sándwich.

Ingredientes

  • 3 entidades de aguacates muy maduros
  • ½ unidad de limón (su zumo) o 1 lima
  • 1 cda. sopera de cilantro fresco colmada
  • Sal al gusto

Preparación

  1. Para este guacamole casero básico me agrada principalmente que los aguacates estén muy maduros. ¡Blandos de verdad! 🙂 Si tienen alguna parte muy negra, la quitamos. Vaciamos toda la carne y la ponemos en un bol.
  2. Con un tenedor o un utensilio para llevar a cabo puré, los machamos bien.
  3. Picamos el cilantro (no es requisito si después pasamos por la batidora, pero a mí me agrada llevarlo a cabo para que vaya soltando aroma) y lo incorporamos al bol adjuntado con el jugo de limón y la sal al gusto.
  4. Batimos bien hasta conseguir la rigidez deseada en el guacamole despacio. No es requisito batir. A muchas personas le agrada que queden trozos más importantes. A mí si es bastante más de picoteo como cuando preparo el guacamole con granada me agrada más no batirlo, pero si hago esta receta elemental, más que nada pensando en usarlo en wraps o sobre pan, me agrada más batirlo y conseguir una rigidez bien cremosa. Eso a tu gusto.
  5. Cuando tengamos listo el guacamole sin tomate ni cebolla lo guardamos en el frigorífico hasta un antes de la hora de comerlo, cuando lo sacaremos unos 20 minutos antes para que se atempere. Y sea con lo que sea que lo acompañéis ¡queda buenísimo!

Consejos: Esta receta de guacamole saludable es impecable para unir con tostas, ensaladas, pasta, de esta forma como guarnición de varios platos. Anímate a integrar el aguacate en tu rutina alimenticia, un superalimento que te va a aportar salud y vitalidad.

¿Sabías que?

Coste económico, Receta sin lactosa, Receta sin gluten, Nada picante.

0/5 (0 Reviews)

Si tenes una duda, déjalas en los comentarios, te contestaremos lo antes posible, además sera una ayuda para los otros fanáticos de las recetas. Gracias! 😉