Receta de pollo en salsa de tomate

 

Este plato de pollo en salsa de tomate está exquisito y es muy fácil de elaborar. Si deseas, puedes hervir algo de arroz blanco para acompañar al pollo o, si escoges una guarnición, puedes elaborar unas ricas patatas al horno rellenas con calabacín o unas exquisitas berenjenas a la plancha con queso.

Recuerda tostar un poco el pan porque así mismo estará más crujiente y tu salsa tendrá un gusto todavía más grande. ¿Tienes todos los elementos preparados? En Comidastipicasde.com ya nos encontramos completados para enseñarte nuestra receta de pollo en salsa de tomate, ¡no perdamos más tiempo y empecemos a cocinar!

Ingredientes

  • 12 muslos de pollo.
  • 1 cebolla.
  • 2 pimientos rojos
  • 4 tomates
  • 2 dientes de ajo
  • 1 vaso de caldo de pollo
  • 1 copa de vino blanco
  • 100 gramos. de harina
  • 1 cucharada chica de pimienta negra
  • Aceite de oliva

Preparación del pollo en salsa de tomate

  1. Lo primero que iremos a llevar a cabo es salpimentar los muslos de pollo. En relación los poseas completados, colocalos en el frigorífico y déjalos reposando unos quince minutos. Hasta entonces, prepararemos la salsa.
  2. Pela y corta la cebolla y los dientes de ajo y colocalos en una cazuela con algo de aceite a baja capacidad. Pela y corta también los pimientos y, en relación la cebolla y el ajo estén doraditos, echa los pimientos en la cazuela.
  3. Lava, pela y corta en este momento los tomates y, si los pimientos ya han cogido algo de color, échalos adjuntado con la copa de vino blanco. Sube el fuego a máxima capacidad a lo largo de cinco minutos para hallar que se evapore el alcohol.
  4. Cuando haya pasado este tiempo, baja el fuego y añade a la cazuela algo de pimienta negra y, a continuación, tápala y déjala al fuego a lo largo de quince minutos. No olvides ir quitando de a poco.
  5. Coge en este momento los muslos de pollo y rebózalos en la harina. Cuando lo hayas hecho, fríelos en una sartén con algo de aceite hasta que cojan un tono marrón. Con cinco minutos por cada lado bastará.
  6. Una vez los muslos estén hechos, colocalos en la cazuela con la salsa y añade también el vaso de caldo. Déjalo todo al fuego a lo largo de diez minutos más.
  7. Para terminar, prueba el punto de sal y corrígelo solo si fuera primordial. Tu plato ya está listo para comer. ¡Que aproveche!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *