Receta de patatas a lo pobre con nata

 

Esta receta de patatas a lo pobre con nata, es la más correcta como acompañante, aunque también la puedes ser útil como entrante.

Ingredientes

  • 4 patatas.
  • 2 cebollas.
  • 1 brick de nata líquida.
  • 2 pimientos rojos o verdes (o de los dos colores).
  • Aceite de oliva.

Receta de patatas a lo pobre con nata.

  1. Ponemos un sartén a calentar (o una cazuela, como prefiráis que las patatas tenga la textura) con un óptimo chorro de aceite. Iremos quitándole la piel a la cebolla y después cortándola en rodajas finas a lo juliana. Podéis echarla así o trocearla en pedacitos más pequeños, pasándola por la trituradora o con el cuchillo, como más les agrade. Les sugerimos lavarla bien antes de cortarla para que así no les lloren los ojos. También podéis ahorraros todo lo mencionado utilizando cebolla congelada, como prefiráis. Una vez en la cazuela, eliminar para que se revuelva con el aceite y se poche.
  2. Mientras se dora iremos pelando y lavamos bien las patatas para que suelten toda la porquería. Las vamos a cortar también en rodajas de poco más de un centímetro de espesos. Aunque en la situacion de que lo prefiráis, podéis cortarlas en taquitos. Cuando veáis que la cebolla está transparente, la añadimos y removemos bien para que todo se rehogue en el aceite. Ponemos el fuego a temperatura media y dejamos haciéndose por 15 minutos.
  3. Ahora vamos a por los pimientos. Vamos a cortarlos en tiras a lo extenso, y después trocearlos en trozos pequeños. Pasado el cuarto de hora, y con las patatas ya doradas, añadimos los trozos de pimiento. Si les agrada el pimiento en tiras más largas también podéis echarlo así, no hay inconveniente. Vamos a dejar que los pimientos se vayan realizando por unos cinco u ocho minutos, quitando todo ocasionalmente.
  4. Procedemos a verter completamente el brick de la nata, quitando bien hasta que todos los elementos queden bañados por esta. Vamos a dejar que se lleve a cabo por otros diez minutos, para que la nata se adhiera bien a los elementos.
  5. Una vez listo, le hechamos sal y pimienta a nuestro gusto, quitando bien para que todo quede bien aliñado. También podéis picar y esparcir algo de perejil si queréis. Además, podéis añadir también unos dientes de ajo si les agrada su gusto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *