Saltar al contenido
Comidas Típicas

Receta de pan de muerto

Preparación 30 minutos
Cocción 15 minutos
Cantidad 4 Personas

Como hacer el pan de muertos o receta de pan de muerto . Hoy les traigo una receta dulce muy habitual del Día de Muertos en México, lo que en España sería el día de Difuntos, el 1 de Noviembre.

Hablamos de clásico pan de muerto que no falta en la mayor parte de las viviendas mexicanas por esta temporada, y en muchas zonas a lo largo de todo el año. Su origen se piensa en la etapa de la conquista, aunque está inspirado en rituales prehispánicos.

En honor a los dioses se ofrecían sacrificios humanos, se quitaba el corazón de la víctima, aun latiendo y el chamán se lo comía en agradecimiento. Los españoles rechazaron estos sacrificios y por ese fundamento se empezó a hornear un pan con forma redondeada y con una decoración cangada de simbolismo.

Se piensa que los huesos corresponden a las 4 extremidades brazos y piernas, las lágrimas de los laterales recuerdos por los que ya se fueron y su forma redondeada el período de la vida y la desaparición. De acuerdo con la región de México puede darse forma de esqueleto a este pan, o rebozarlo en azúcar rojo, como símbolo de la sangre, todo un ritual antropofágico de pan y azúcar.

Hoy en día hay varios tipos y variedades de pan de muerto en México pero en todos las situaciones la base es siempre la de una masa tipo brioche que hace de este dulce un bollo despacio, esponjoso y muy sabroso. Hablamos de un dulce que nos va a llevar cierto tiempo hacerlo, por los tiempos de fermentación y reposo, pero que merece evaluar. Es ideal para desayunos y meriendas.

Es verdad que como antaño por el momento no se celebran la mayor parte de las fiestas, pero lo que si quedó claro es que por medio de nuestro repertorio gastronómico, es simple continuar la fiesta en la mesa con esta receta, con las recetas de Halloween o con las Recetas de Todos los Santos.

Ingredientes

  • 1 cucharada chica de levadura,
  • 4 tazas de harina,
  • 1/4 de taza de agua tibia,
  • 7 huevos,
  • 1 cucharada chica de sal,
  • 1/2 taza de azúcar,
  • 125 gramos de mantequilla,
  • Azúcares

Preparación

  1. En un tazón combinar harina, azúcar, sal y levadura. Vacía sobre una mesa y forma una cavidad al centro.
  2. Añade los huevos mezclados con la esencia de azahar y la ralladura de limón al centro de la fuente y empieza a amasar.
  3. Acorde se va formando una masa que se pega, añade la leche (o el agua de cempazuchitl) de a poco mientras se amasa enérgicamente. Vas a necesitar precisamente 20 minutos para poder una masa elástica de fachada homogénea.
  4. Ahora se tiene dentro a la masa la mantequilla a temperatura ámbito cortada en chicos cubos. Sigue en pié amasando hasta que la masa despegue de la mesa.
  5. Ubica la masa en un tazón y ferméntala colocándola en un espacio cálido y húmedo por espacio de una hora o hasta que doble su tamaño.
  6. Corta la masa en proporciones del tamaño de un puño o el semejante a 85 gramos para panes de mesa.
  7. Toma una parte y empieza a bolear sujetando con una mano la masa y rotando con firmeza en forma de conseguir una parte redondeada. Ubica la parte sobre una placa para hornear sutilmente enharinada y con la palma de la mano golpéala para aplanarla. Esta parte de masa representa la «tumba».
  8. Corta dos porciones pequeñas de masa y ruédalas con la mano y los dedos entreabiertos para conformar las «canillas» que representan la osamenta. Ubica una sobre el pan y forma una más que se colocará de manera cruzada.
  9. Para finalizar de conformar los panes, toma una chiquita parte de masa y dale forma de cánica. Esta parte representa el «cráneo» y se ubica al centro.
  10. Deja descansar los panes de nuevo en un espacio cálido y húmedo por espacio de 30 minutos para que adquieran su tamaño final.
  11. Calienta el horno a lo largo de 15 minutos y hornea a 200°C / 395°F hasta que los panes adquieran un color oro.
  12. Al escapar del horno, barnízalos con mantequilla fundida y espolvorea con bastante azúcar. Esta parte tiene como concepto contrarrestar la tristeza de la desaparición con el azúcar.

Consejos: Protege bastante tus fermentaciones para que tu pan se expanda parejo y no se vaya de lado, para llevar a cabo tus huesitos agrégales más harina para que te queden duritos como galleta.

¿Sabías que?

Es llamado de esta forma porque para elaborarlo a lo largo de la etapa de la Conquista, los panaderos se inspiraron en antiguos rituales prehispánicos, con panes cubiertos de azúcar coloreada de rojo para emular la sangre ofrecida a los dioses.

 

0/5 (0 Reviews)

Si tenes una duda, déjalas en los comentarios, te contestaremos lo antes posible, además sera una ayuda para los otros fanáticos de las recetas. Gracias! 😉