Receta de lentejas a la jardinera

Las lentejas a la jardinera son un plato muy abundante en nutrientes y que además está exquisito. La combinación de legumbres y los diversos tipos de verduras nos aportan toda la energía que requerimos para el día a día en un solo plato y las puedes cocinar tanto para la comida como para la cena.

Si deseas acompañarlas con algún entrante, puedes evaluar a elaborar algo de ensaladilla rusa con atún y de postre puedes apostar por unas saludables galletas de avena y plátano.

Atrévete a elaborar este plato que te enseñamos en Comidastipicasde.com y verás como el popular refrán de “lentejas, si deseas las tomas y sino las dejas” no tendrá ningún sentido desde en este momento porque ¡no las querrás dejar!

Ingredientes

  • 500 gramos. de lentejas.
  • 1 pimiento verde
  • 1 pimiento rojo
  • 1 vaso de vino
  • 1 puerro
  • 1 cebolla
  • 2 zanahorias
  • 3 patatas
  • 3 dientes de ajo
  • 1 hoja de laurel
  • 2 tomates
  • Aceite de oliva

Preparación de las lentejas a la jardinera.

  1. En primer lugar, tienes que elegir si deseas adquirir las lentejas listas para cocinar o no. Nosotros les sugerimos que las compréis ya listas porque así adelantareis trabajo.
  2. Vamos en este momento a elaborar las verduras. Primero pela la cebolla y córtala en ocho trozos. Pela también los tres dientes de ajo y córtalos en el medio. Ponlo todo en una cazuela grande con agua hirviendo y con un chorrito de aceite.
  3. Limpia, pela y corta las patatas en 4 trozos y haz lo mismo con los pimientos, el puerro, las zanahorias y los tomates.
  4. En el instante que mires que la cebolla comienza a transparentarse un poco, cuando hayan transcurrido unos quince minutos, añade el resto de verduras y echa algo de sal.
  5. Cuando hayan pasado unos veinte minutos, ya con todas las verduras bien rehogadas, echa las lentejas adjuntado con el vaso de vino.
  6. Sube un poco el fuego para que se evapore el alcohol del vino y espera a que se mezclen todos los sabores. Echa en este momento unos cuantos vasos de agua y el papel de laurel.
  7. A continuación, tapa la cazuela y déjalo todo al fuego unos quince minutos más.
  8. Prueba el punto de sal y si está listo ya puedes apagar el fuego. ¡Espera a que se enfríen y diviértete con un plato lleno de nutrientes!

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *