Receta de huesos de santo caseros

 

Comunmente los huesos de santo caseros se consumen tanto en Semana Santa como el día de todos los santos, aunque es verdad que este dulce de mazapán relleno puedes hacerlo siempre que te apetezca.

Esta receta tiene un alto índice calórico, así que tienes que consumirlos con moderación de la misma manera que otros postres típicos como los pestiños o las torrijas.

En Comidastipicasde.com te enseñamos a elaborarlos de manera simple aunque su desarrollo es algo laborioso. Estos son los elementos que necesitas para elaborar unos huesos de santo para unas 4 personas.

Ingredientes

Para el mazapán:

  • 70gr. de azúcar
  • 130 gramos. de almendra molida
  • 35 mil de agua

Para el relleno:

  • 4 yemas de huevo
  • 100 gramos. de azúcar blanco
  • 50 ml. de agua

Para el glaseado:

  • 100 gr. de azúcar glass
  • 30 ml. agua tibia

Preparación de los huesos de santo caseros

  1. Para elaborar unos ricos huesos de santo caseros, primero vamos a elaborar el mazapán. Ponemos a calentar el azúcar y el agua en una cazo. Lo removemos bien y cuando comience a hervir lo apartamos del fuego.
  2. Ponemos la almendra molida en un bol y le incorporamos de a poco el agua y el azúcar que hemos calentado antes. Vamos quitando mientras vamos añadiendo el líquido.
  3. El resultado será una masa que tendremos la posibilidad de trabajar con las manos. Espolvoreamos azúcar glass una área plana y a continuación ubicamos la masa y la aplanamos con un rodillo hasta hallar que quede a unos 2 mm de espesor mas o menos.
  4. Después hay que cortarla en cuadrados de unos 5 cms. Para hacerle las hendiduras típicas de los huesos de santo puede usarse un palillo y llevar a cabo pequeños surcos.
  5. Ahora necesitas una cuchara de madera para enrollarlos. Coloca en un plato un poquito de azúcar glass y ubica uno de los cuadrados. Dale la vuelta para que los dos lados queden impregnados de azúcar.
  6. Coge la cuchara de madera y enrolla el cuadrado en el mango para hacerle forma de cilindro. Lo sacamos y repetimos el desarrollo con toda la masa. Coloca los cilindros parado en un plato.
  7. Si no se cierran bien los cilindros, puedes guiarte poniéndole un poquito de agua en los lados para ayudarlos a sellarse. Resérvalos y en este momento prepararemos el relleno.
  8. Ponemos en un cazo el agua y el azúcar. Removemos bien y cuando hierva lo apartamos. Batimos las 4 yemas de huevo y de a poco volcamos el almíbar de agua y azúcar.
  9. Después lo ponemos a fuego medio y no dejamos de eliminar. En el final se formará una masa densa.
  10. Cogemos una manga pastelera y vamos rellenando los huesos de santo. Por último combinamos el azúcar glass con agua no muy caliente, removemos bien y bañamos los huesos para hacerles un glaseado.
  11. Dejamos descansar y estarán completados para comer. ¡Qué aproveche!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *