Receta de espinacas con bechamel y pollo

¿Te gusta tomar hoy unas espinacas con bechamel y pollo bien jugosas y ricas? ¡Muy buena elección! Este plato está tan rico que no se le resiste prácticamente a nadie. Si a esto le sumamos que son muy fáciles de llevar a cabo, la conclusión es que su preparación no debe faltar en tu recetario. Así que ve cogiendo papel y boli y apunta la receta que te recomendamos a continuación en Comidastipicasde.com.

Y para llenar el menú, ¿qué tal unos calamares rebozados con harina de garbanzos? ¿Y unas albóndigas en salsa de cebolla? ¡Estas espinacas van bien con todo!

Así que, ni te lo supongas, y ve preparándolo todo para llevar a cabo unas ricas espinacas con bechamel y pollo, ¡verás qué fácil es y qué ricas te quedan!

Ingredientes

  • 500 gramos. de pechuga de pollo
  • 800 gramos. de espinacas
  • 400 gramos. de salsa bechamel
  • 150 ml. de vino blanco
  • Aceite
  • Pimienta negra molida
  • Sal

Preparación de las espinacas con bechamel y pollo

  1. Aunque también puedes usar espinacas congeladas para llevar a cabo esta receta, si es viable, te sugerimos que utilices espinacas frescas. Así, además de ofrecerle más gusto al plato, este será aún más saludable, dado que las espinacas frescas conservan mejor sus caracteristicas que las congeladas.
  2. Pues bien, una vez reunidos los elementos, coloca una olla en el fuego. Si es de barro bastante superior. Arroja un fondito de aceite de oliva en la olla, lo justo para que la cubra, y caliéntalo a fuego medio.
  3. Mientras se exita el aceite de oliva, corta la pechuga de pollo a taquitos. Añade sal y pimienta negra molida y espera.
  4. En cuanto el aceite esté ardiente, echa a la olla las espinacas. En relación hayan bajado de volumen, echa el pollo.
  5. Fríelo hasta que esté sutilmente dorado por todas partes y, a continuación, arroja el vino blanco por arriba y rehoga hasta que las espinacas estén hechas del todo.
  6. Ahora añade la bechamel a la olla y revuelve todos los elementos para que se mezclen bien. Prueba de sal y rectifica si fuera primordial. Deja que cueza todo junto a lo largo de unos minutos, quitando ocasionalmente para que no se pegue.
  7. Apaga el fuego, aparta la olla y espera que repose un minuto. Ya puedes ser útil en platos estas ricas espinacas con bechamel y pollo. Seguramente no puedes aguardar para evaluar su exquisito gusto. Así que corre a la mesa y explota en este momento que todavía están bien calentitas. Ojalá hayas disfrutado esta receta, y en este momento, ¡a gozar de estas exquisitas espinacas!

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *