Receta de escudella de olla aranesa

 

Acompañaremos esta escudella de cazuela aranesa con pelotas de carne, estas pelotas las prepararemos con carne de ternera sin cerdo. La puedes elaborar con carne mezclada, pero el resultado será mejor sin usas carne de ternera sola.

Ingredientes

Para el caldo.

  • 2 patatas
  • ½ col
  • 3 zanahorias
  • 1 apio
  • 1 cebolla tierna
  • 2 porros
  • 1 hueso de jamón
  • 1 costilla de ternera
  • 1 panceta de cerdo.
  • 1 pierna de gallina
  • 1 butifarra cruda
  • 1 butifarra negra
  • 1 butifarra blanca
  • 100 gramos. de judías blancas
  • 150 gramos. de fideos.

Para la pelota

  • 1 huevo
  • 1 diente de ajo
  • Perejil
  • 1 barra de pan seco.
  • 300 gramos. de carne picada de cerdo
  • 100 gramos. de harina
  • 1 vaso de leche

Receta de escudella de cazuela aranesa.

  1. Lo primero es llevar a cabo el caldo, así que llenamos una cazuela grande con agua fría y la ponemos a hervir. En ese instante añadimos la pierna de gallina, el hueso de jamón y la costilla de ternera.
  2. Mientras todo eso se cuece, iremos a por la pelota. Lo primero es cortar rebanadas de la barra de pan, mejor si es del día previo, y verter la leche en un cuenco para remojarlo ahí dentro, para que se ablande.
  3. Batimos el huevo en un bol y le hechamos sal y pimienta la carne, que la metemos en ese bol una vez el huevo esté bien batido. Amasamos hasta que la carne absorba del todo el huevo.
  4. Pelamos y picamos el diente de ajo, para que este en pedacitos pequeños y añadimos a la carne. También le añadimos ya los trozos de pan remojados y amasamos todo con las manos, hasta ir formando una mezcla homogénea que sea de fácil manejo. (Si no queréis que se les peguen tanto las manos a la carne, solo tenéis que mojároslas en agua y poneros algo de harina).
  5. Vamos cogiendo trozos de la carne y dándoles forma de pelota del tamaño esperado. Las enharinamos y vamos poniendo en un plato hondo, hasta finalizar completamente con la mezcla.
  6. Cuando estén en el plato, esparcir algo de perejil.
  7. Al caldo se le habrá formado muy espuma, así que retirarla y añadir más agua si fuera primordial.
  8. Ponemos una sartén al fuego, con muy aceite, y freímos un poco las pelotas, para que cojan color y rigidez. Una vez doradas, las apartamos.
  9. Las judías blancas vamos a colocarlas en un bol y chafarlas un poco. Después las añadimos al caldo, de esta forma le dará más cuerpo, y dejamos que se cueza por media hora. Agregad ya una aceptable cucharada de sal y eliminar.
  10. Pasada la media hora es el instante de echar la verdura, así que pelamos, lavamos y troceamos en trozos que no sean ni muy pequeños ni muy enormes la col, las zanahorias, la cebolla y los puerros. La patata la vamos a cortar en daditos. Todo lo mencionado al caldo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *