Receta de costillas al horno con coca-cola

 

Las costillas al horno con Coca-Cola son todo un clásico, y sucede que esta bebida combina a la perfección con la carne de cerdo, aportándole un gusto sutilmente dulce y un tono dorado que resulta irresistible.

Además hablamos de una receta muy fácil de llevar a cabo, que puedes ser útil con una guarnición de patatas fritas, de puré de patatas o acompañadas de una rica ensalada de col ¡verás como todos se chupan los dedos! Aprende a llevar a cabo estas costillas al horno con Coca-Cola y lúcete con una receta simple pero exquisita.

Ingredientes

  • 1 kg. de costillas de cerdo
  • 1 lata de Coca-Cola
  • 4 cucharadas de ketchup
  • Sal
  • Pimienta

Preparación de las costillas al horno con Coca-Cola

  1. Hacer estas costillas horneadas con Coca-Cola es tan fácil que no te lo podrás creer y lo destacado es que no requieren marinarse, por lo cual podrás elaborarlas cuando gustes sin mucha planificación.
  2. Comienza prendiendo el horno a 180º C para que se vaya precalentando mientras preparas la carne. Si tienes las costillas en el frigorífico, conviene sacarlas 20 minutos antes para que se vayan poniendo a temperatura ámbito.
  3. Coloca el costillar en una bandeja apta para el horno y, en la situacion de que no te quepa terminado, córtalo en el medio para distribuirlo como corresponde.
  4. Salpimienta al gusto as costillas por los dos lados, ten presente que el punto de sal es básico para conseguir una carne como corresponde condimentada y exquisita, y también para contrarrestar un poco el dulzor del resto de los elementos.
  5. Esparce el ketchup por tus costillas asegurándote de que quedan bien cubiertas por los dos lados. Para más grande tranquilidad se sugiere utilizar un pincel de cocina, aunque si no tienes puedes elegir por una espátula.
  6. Por último vuelca la Coca Cola sobre el costillar y mete la carne al horno a 180º C a lo largo de una hora, volteando la parte transcurrida la primera media hora para que logre cocinarse de forma traje por los dos lados, quedando dorada y exquisita.
  7. Cuando haya pasado la primera hora de cocción, sube la capacidad del horno a 240º C y deja que la carne se dore a lo largo de 10 minutos. Este último golpe de calor le dará a tu costillar ese toque crujiente y caramelizado que resulta irresistible.
  8. Una vez completado el tiempo de cocción, sácalas y déjalas descansar 5 minutos antes de ser útil. ¡Verás que exquisitas quedaron tus costillas al horno con Coca-Cola!, un plato ideal para comunicar en familia o con los amigos. ¿Te animas a elaborarlas?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *