Saltar al contenido
Comidas Típicas

Receta de champiñones

Preparación 30 minutos
Cocción 15 minutos
Cantidad 4 Personas

Los champiñones y las variedades de setas generalmente son elementos especiales para aromatizar toda clase de platos, desde salteados hasta sopas, pasando por asados y más que nada integrados en salsas. Y lo que es preferible todavía, ademástienen la posibilidad de ser los personajes principales absolutos, como en la receta que toca hoy.

Estos champiñones en salsa pertence a las recetas más sencillas que se puede elaborar con ellos, realzando todo su gusto y quedando con esa propiedad textura tierna y sutilmente «resbalosa» que los caracteriza.

En esta situación le dimos un toque de picante con guindilla, aunque puedes prescindir de ella. Y desde luego, puedesadaptar los aromas a tu manera, e integrar hierbas como el tomillo o el romero, o inclusive especias como el pimentón o el comino. ¡Hay un mundo de posibilidades!

Para que mires las opciones que dan los champiñones, los puedes hallar como personajes principales absolutos en platos como este riquísimo revuelto de champiñones y huevo, o los clásicos champiñones rellenos al horno. Además en la crema de champiñones y setas, y desde luego en una de nuestras recetas de más triunfo, la salsa de champiñones sin nata, impecable para acompañar carnes y pasta.

Como ingrediente secundario pero no menos sustancial, logramos hallar este ingrediente en las berenjenas rellenas de champiñones, en el pollo asado con champiñones, y también en la pizza hawaiana. Y desde luego en recetas tan destacables como nuestro risotto de setas y crujiente de jamón. Están todas de… ¡escándalo!

Ingredientes

  • 400 gramos de champiñones,
  • 1 diente de ajo grande,
  • 1/2 vaso de vino blanco,
  • 1/2 cucharada de harina,
  • 3 medidas de cuchara de aceite de oliva,
  • Sal,
  • 1 guindilla de cayena,
  • Perejil picado

Preparación

  1. Con un cuchillo, quita la parte de abajo del tallo de los champiñones. Colócalos en un bol con agua, remuévelos un poco para que suelten la tierra que logren tener. Escúrrelos, sécalos un poco con un trapo de cocina y córtalos en el medio.
  2. Ubica el papel del cuchillo (en horizontal) sobre el diente de ajo, aplástalo con la mano (para que la piel se suelte con facilidad), pélalo y pícalo bien.
  3. Coloca el aceite a calentar (suavemente) en una olla, agrega el ajo picado y cuando comience a dorarse añade la guindilla y los champiñones. Rehógalos a lo largo de 1 minuto, agrega la harina y mezcla bien.
  4. Vuelca el vino y medio vaso de agua. Sazona y cocina a lo largo de 20 minutos a fuego medio.
  5. Apaga el fuego, espolvorea con perejil picado, mezcla bien y sirve.

Consejos: Se tienen la posibilidad de adquirir champiñones frescos o envasados, pero el champiñón fresco es muchísimo más rico.

¿Sabías que?

La manera más óptima de explotar sus provecho alimenticias es cocerlos a baño María o al grill, según una investigación que se publicó en Journal of Food Sciences and Nutrition.

0/5 (0 Reviews)

Si tenes una duda, déjalas en los comentarios, te contestaremos lo antes posible, además sera una ayuda para los otros fanáticos de las recetas. Gracias! 😉