Receta de calamares rebozados al horno

Los calamares rebozados al horno son una manera muy saludable de gozar de este riquísimo y exquisito plato que funciona tanto como entrante, acompañados de unas patatas bravas con alioli o de una ensaladilla rusa con atún, como plato principal; eso dependerá de cómo te agrade a ti.

Los calamares rebozados al horno son muy fáciles de llevar a cabo y, en contraste con los calamares en la sartén, no tendrás que estar tan pendiente de ellos. No pierdas más el tiempo y prepara los elementos porque en Comidastipicasde.com vamos a decirte qué pasos tienes que continuar. ¿Estás listo? ¡Pues vamos a empezar!

Ingredientes:

  • 1 kg. de calamares
  • 200 gramos. de pan rallado
  • 2 huevos
  • 3 ramas de perejil
  • Sal

Preparación de los calamares rebozados al horno

  1. Lo primero que iremos a llevar a cabo es prender el horno a 180ºC para que se vaya calentando mientras limpiamos los calamares y elaboramos el rebozado.
  2. Ahora coge los calamares y colocalos debajo del agua del grifo. Cuando los poseas limpios, córtalos a rodajas para hallar así que tengan forma de anilla y déjalos escurriéndose en un colador. Prepararemos el rebozado.
  3. Coge los dos huevos y divide las yemas de las visibles. Aparta las yemas y coloca en un bol las visibles. Ayúdate de una varilla de cocina para hallar que alcancen el punto de nieve y, después, regresa a mezclarlo todo.
  4. Corta el perejil tan pequeño como consigas y ponlo, adjuntado con la harina y con algo de sal, en el mismo bol en el que tienes los huevos.
  5. A continuación, coloca en la bandeja de horno papel de horno y coge los aros de calamar. Rebózalos uno por uno y, cuando estén, ve colocándolos sobre la bandeja. Presta atención a la separación entre unos y otros y, cuando los poseas todos, mételos en el horno.
  6. Los calamares tienen que estar haciéndose unos diez minutos pero, si ves que antes ya han cogido el tono dorado que los caracteriza, puedes sacarlos. Colocalos en un plato adjuntado con mayonesa o limón y, ¡adelante! ¡Es la hora de comer!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *