Receta de albóndigas de bacalao

 

Las albóndigas de bacalao son una manera muy curiosa de elaborar esta clase de pescado, y seguramente no te acabarás arrepintiendo del resultado.

Ingredientes

  • 1/2 kg. de bacalao desalado
  • 2 rebanadas de pan de molde
  • 2 dientes de ajo
  • 1 pimiento verde
  • 1 cebolla
  • 100 gramos. de harina
  • Aceite de oliva
  • 1 vaso de leche
  • Perejil

Preparación de las albóndigas de bacalao

  1. Lo primero de todo será desalar el bacalao, para lo cuál lo tendrás que poner en un envase con muy agua y cambiarla cada dos horas unas dos o tres ocasiones para que suelte toda la sal. Aunque el pescadero les diga que ya lo está, lo destacado es que lo hagáis por si acaso.
  2. Al estar ya desalado, ya lo puedes desmigar en pedacitos pequeños, con las manos te será muy simple de llevar a cabo ya que la carne del bacalao es muy despacio.
  3. Quítale los bordes al pan de molde y lo desmenuzas. Después ponlo en un cuenco con la leche para que se ponga bien blando.
  4. Pela y pica el ajo en pedacitos pequeños y haz lo mismo con la cebolla y el pimiento verde. Pícalo todo bien pequeñito. Coloca una cazuela la fuego con aceite de oliva y pocha las verduras con una migaja de sal. Baja el fuego a intensidad media/baja y deja que se hagan a lo largo de unos 10 minutos.
  5. Después añade la miga de bacalao, mezcla bien y déjalo cocinar unos 5 minutos más.
  6. Pasa toda la mezcla a un bol y añádele el pan bien escurrido. Revuelve bien y comienza a coger porciones a las que le vas dando la forma de las albóndigas.
  7. Una ves poseas todas las albóndigas hechas coloca la harina en un plato y una sartén con aceite en el fuego. Comienza a enharinar las albóndigas y pásalas a la sartén cuando el aceite esté ardiente para freírlas.
  8. Cuando las albóndigas estén doradas por todos los lados, sácalas y las pones en un plato con papel absorbente donde va a descansar un poco para dejar caer el exceso de aceite.
  9. Pasados unos minutos tus albóndigas de bacalao están listas para comer. Puedes acompañarlas de una rica salsa de tomate o algo de arroz. ¡Que las disfrutes!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *